‘Un micro para el Sáhara’ o la magia de la radio en el desierto

Jorge G. Palomo

Cuando crees que está todo inventado, alguien llega y reinventa la actualidad. Tal es el caso de la gran iniciativa solidaria ‘Un micro para el Sáhara’. “Cada granito de apoyo y ayuda cuenta. Por eso, este micro seguirá estando encendido y disponible para que la voz de aquellos que viven en mitad de la nada esperando lo que es suyo pueda llegar lo más lejos posible”. Marta Curiel, responsable de comunicación del proyecto, lo ha vivido con entusiasmo. Como todo el equipo, claro. Su vocación está siendo extraordinaria porque saben que, como reza su lema, “lo que no se escucha, no existe”. Así, brindan un altavoz a los que apenas tienen ocasión de alzar ni tan siquiera la voz. Y no porque no tengan historias que contar.

“Quizás la reacción de los saharauis ha sido lo más emocionante. Nos han abierto sus vidas, sus recuerdos y sus jaimas de par en par. Han acudido a los intercambios profesionales y culturales ilusionados y con muchas ganas de hacernos partícipes de su día a día y de ofrecernos mucho más de lo que llevábamos nosotros”, aduce Marta Curiel a Fresh People Mag.

Una experiencia increíble

Pero empecemos por el principio. ‘Un micro para el Sáhara’ es una asociación sin ánimo de lucro formada por varios jóvenes periodistas y expertos en audiovisuales que adoran la radio y, como señalan en su ineludible web, “no quieren dejar pasar las cosas sin hacer nada”. Es más, su objetivo consiste en “gritar a los cuatro vientos que el Sáhara necesita una respuesta”. De ahí que hayan grabado diversos programas para mostrar la cotidianidad de quien vive en el desierto, promuevan talleres sobre medios o entreguen material profesional para mejorar los recursos de la Radio Televisión Nacional Saharaui.

¿Y qué tal el resultado de esta estupenda idea? “La experiencia tanto de la preparación como de los días que hemos estado en los campamentos de refugiados saharauis ha sido absolutamente increíble. No solo por lo que ha significado conocer una realidad tan distinta, sino porque hemos comprendido que la unión, realmente, hace la fuerza. No es un tópico”, comenta la responsable de Comunicación, en alusión a la lucha conjunta de este pueblo durante más de cuatro décadas por la independencia.

Este micrófono nómada, recalcan, ha contado con una aprobación masiva: “En todo momento nos hemos sentido abrumados por cómo ha respondido la gente. Somos periodistas y sabemos que si tienes algo importante que contar y te mueves, tarde o temprano consigues eco, pero lo que hemos recibido con este proyecto desde el principio ha sido sorprendente”. Recordemos que la razón de ser de toda esta campaña altruista buscaba difundir y mostrar aún más una de las grandes crisis humanitarias latentes en los tiempos que nos ha tocado vivir. “Es que acabemos de indignarnos con los 2.753 km de muro y los más de siete millones de minas que separan a familias enteras e incluso cortan cauces de ríos. Es que todo el mundo sepa que parte de las minas son españolas. Es que nos pongamos en la piel de las casi 200.000 personas que viven en campamentos de refugiados y que no saben cuándo podrán recuperar el territorio que les pertenece y del que les echaron”, apuntan desde la asociación. “Es una cuestión de derechos humanos, de justicia”, apostillan justo antes de agradecer la atención de Fresh People Mag y otros compañeros del gremio.

La única lucha que se pierde es la que se abandona

¿Y qué más logros se traen entre manos, rodeados de arena por doquier? “Hemos conseguido sacar adelante un crowdfunding de 10.000 euros, organizar tres conciertos con llenos absolutos, obtener material por parte de empresas y organismos públicos e incluso colaborar en la emisión en directo de Radio 3 desde el desierto o exponer nuestro proyecto en la ONU”, sostiene Marta Curiel. “Ha sido un trabajo duro pero la recompensa es infinita”.

Tras este apasionante viaje, realizado a finales del pasado año, los artífices de ‘Un micro para el Sáhara’ están en un periodo de adaptación, revisando lo que se puede potenciar más en futuras ediciones y atendiendo el proceso de postproducción de los contenidos que han creado durante su estancia en el exilio saharaui. Curiel lanza un mensaje inspirador: “También nos gustaría destacar que, a veces, nos adentramos tanto en nuestras realidades diarias que no somos capaces de valorar lo que tenemos. Debemos de ser críticos e insistentes porque la única lucha que se pierde es la que se abandona”. Y todo esto envuelto en la infinita magia de la radio. “Antes de ir ya admirábamos a quienes son capaces de emitir en el desierto de los desiertos, pero a nuestra vuelta estamos mucho más sorprendidos del trabajo que llevan a cabo”.

 

Devolvemos la conexión a los estudios centrales…

¿Qué te ha parecido?

  1. Marco Fidel Vargas Ramos dice:

    Me parece una idea estupenda y vamos a conectarlos con Alcobendas. Moveré la emisora que tenemos parada para difundir…

    1. freshmin dice:

      Muchísimas gracias Marco,
      Como dice la frase de Madre Teresa de Calcuta:
      “Yo hago lo que tú no puedes, y tú haces lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas”.
      Equipo de Artiem – Freshpeoplemag.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTE

SUBIR