Buscando la comedia… para vivir mejor

Jorge G. Palomo

@jorgegpalomo

“Si hoy me monto en el metro y sonrío a una desconocida, en lugar de devolverme la sonrisa y pensar ‘qué chico más majo’, probablemente apartará la vista, meterá la mano en el bolso y agarrará su espray de pimienta por si me acerco demasiado”. Son palabras del humorista Beni Pla para Fresh People Mag, donde nos estamos planteando por qué es imprescindible vivir con sentido del humor: “Vivimos en un estrés continuo donde el trabajo si lo tienes, la política o algunos telediarios dan ganas de cortarse las venas y nos amargan cada día. Si no pudiéramos coger todas esas cosas, mirarlas desde fuera, respirar hondo y reírnos de ellas con una cervecita en la mano, la vida sería insoportable”.

Todo esto lo ha plasmado junto a Carolina Noriega, Raúl Massana y Charlie Under en el documental Buscando la comedia, un retrato donde grandes artistas españoles cuentan su periplo particular para conseguir dedicarse al espectáculo y por qué el hecho de ser cómicos les ha ayudado muchas veces en su día a día. “Indudablemente, lo mejor de ser cómica es no madrugar”, bromea Carolina Noriega, que confiesa sentirse abrumada por el amor por la comedia que muestran los artistas entrevistados y otros que no han podido salir. “Gracias al humor he encontrado la honestidad. Sé decirme cosas que antes no me atrevía porque las empecé a decir encima de un escenario”, reflexiona Charlie Under. “Es imposible vivir sin sentido del humor porque la realidad es demasiado dura”. Y no solo se refiere a los humoristas: ”No creo que nadie fuera capaz de aceptar la realidad tal cual es; y la comedia son cojines con los que evitar las esquinas que te golpean hasta que el golpe es demasiado fuerte y todo el peso de la realidad cae sobre ti”, comenta para este reportaje. “La comedia es la forma del ser humano de quitar importancia a lo que no controla”, zanja. Toda una declaración de principios.

Salud, diversión, creatividad

El buen humor es bueno para todo. “No importa el tiempo desde que te despidieron del trabajo o te rompiste la pierna o te divorciaste. Cuando eres capaz de pensar en ello, esbozar una sonrisa y hacer un chiste con un colega de aquello que en su día supuso una tragedia, es que ya estás curado”. La receta es de Beni Pla, que refuerza el clásico axioma de que el humor es igual a tragedia más tiempo. Y, ciertamente, la comedia es la terapia más barata que hay. Pero, ojo avizor, debemos cuidarla y cumplir con una prescripción cotidiana: reír, sonreír, abrir la mente, relativizar, troncharnos, ironizar y, en definitiva, encontrar el lado positivo de la vida, como los Monty Python. De acuerdo: para quien trabaja en esto, también importa la economía, como señala con sorna Dani Mateo: “Lo mejor que me ha dado la comedia es el dinero. Ahora que me he hecho mayor y veo lo que curra la gente y lo que hacemos nosotros, pienso que tiene sentido”. (Risas.) Sin duda, el humor permite romper esquemas y explorar terrenos abruptos con el don de la hilaridad. Pero no bajéis la guardia: “Tienes el poder de llevar al público hacia donde quieres. Lo dominas todo… excepto la reacción del público”, explica con franqueza Silvia Abril en Buscando la comedia. Y Josema Yuste apunta: “Siempre he tenido un gran respeto por la persona que se sube a un escenario para hacer reír a los demás”. Porque sí, es dificilísimo. Un arte mayúsculo.

El humor como forma de vida…  ¿Te aplicas el cuento?

“Es un regalazo poder ir a un sitio y, a través de la risa, hacer que le cambie el humor a alguien que ha tenido un mal día”, meditan los cómicos. “Siempre digo que la comedia es la buena gestión de la locura. He capitalizado la locura“, nos revela con guasa Agustín Jiménez. “La comedia es una forma de vida que te cambia la perspectiva y te hace vivir mejor. Te permite arriesgarte más”, sugiere Virginia Riezu. “La obligación es tener un abanico para conectar con todo tipo de público, el mayor número de códigos posibles”, sostiene Goyo Jiménez. “La cultura nunca está de más”. Y el humor, la comedia… es cultura. Es ampliar la mirada. Es salud. Es vocación, pero también una irrenunciable devoción. Así lo transmiten en pantalla profesionales del gremio como Sara Escudero, Gustavo Biosca, Luis Álvaro, Berto Romero, David Guapo… Más de cincuenta opiniones que revelan la pasión por este oficio. Ese oficio que consiste, valga el juego de palabras, en hacer el humor. En hacer el humor hasta llegar al sarcasmo, como se suele decir.

Y, aunque no te dediques a esto, ¿tú te lo aplicas en tu día a día? ¿Cómo llevas eso de tomarte las cosas de otra manera? “Un consejo universal es que te creas mucho lo tuyo y luches por lo tuyo. Si haces comedia, lucha frente a la gente gris que te va a cortar caminos”, recalca Buenafuente en este interesante documental. Y así es. Mucha gente gris camina por el mundo, pero siempre habrá risa al final del túnel…

¿Y qué tal si buscamos todos la comedia?

Introducción Documental Buscando La Comedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTE

SUBIR