Las lecciones de Harvard para ser feliz

Carlos Carabaña

Tal Ben-Shahar es uno de los profesores con más éxito de la universidad de Harvard. Cada semestre atrae a 1.400 alumnos, siendo un 20% de los graduados del prestigioso centro quienes escojan sus clases. Ben-Shahar no da ni clases de economía, ni de cómo hacerse rico, ni de cómo aprender a programar, sino que enseña a ser feliz en el siglo XXI.

Este israelí, catedrático de Psicología Positiva (o también Ciencia de la Felicidad) y autor del bestseller Being Happy, arguye que la felicidad es un asunto que se puede trabajar con disciplina, paciencia, buen humor y que aceptar la vida como es ayuda a tener una visión más realista de lo que nos espera en el futuro. Los consejos principales que da el doctor Ben-Shahar tienen que ver con perdonar, agradecer, simplificar y meditar centrados en:

1. Sé un ser humano. “Cuando aceptamos nuestras emociones —como el miedo, la tristeza o la ansiedad— como naturales, es más probable que podamos superarlas. Rechazar nuestras emociones, ya sean positivas o negativas, lleva a la frustración o infelicidad”.

2. La felicidad está en la intersección entre el placer y el sentido. “Ya sea en casa o en el trabajo, el objetivo es involucrarse en actividades que son tanto significativas como disfrutables. Cuando esto no es posible, asegúrate de tener potenciadores de la felicidad, momentos a lo largo de la semana que puedan darte tanto placer como sentido vital”.

3. Recuerda que la felicidad depende más de tu estado mental, no de tu estatus o del estado de tu cuenta bancaria. “Sin contar con las circunstancias extremas, nuestro nivel de bienestar está determinado por cómo enfocamos la vida —el vaso lleno o medio vacío— y nuestra interpretación de los acontecimientos externos. Por ejemplo, ¿vemos el fracaso como una catástrofe o una oportunidad para aprender?”.

4. Simplifica. “Generalmente estamos muy ocupados para comprimir más y más actividades en menos y menos tiempo. La cantidad influye en la calidad y comprometemos nuestra felicidad tratando de hacer demasiado”.

5. Recuerda la conexión entre mente y cuerpo. Qué hacemos o qué no hacemos con nuestro cuerpo influye en nuestra mente. Ejercicio regular, dormir lo adecuado y una alimentación sana lleva a la salud mental y física.

6. Expresa tu gratitud siempre que sea posible. “Normalmente damos nuestra existencia por sentada. Debemos aprender y saborear las cosas maravillosas de la vida, desde la comida a las personas, desde la naturaleza a una sonrisa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTE

SUBIR