Haz sostenible tu día a día

Carlos Carabaña

 

Hace poco, un informe volvió a incidir en que el futuro será negro y caluroso. El cambio climático, según el instituto de Ecología de los Países Bajos, ha llegado a un punto de no retorno, a un momento en el que da igual lo que hagamos, la temperatura aumentará en las próximas décadas. Pese a esto, hay que intentarlo ya que nunca se sabe qué puede ocurrir finalmente. Una forma de luchar contra el cambio climático es tratar de hacer más sostenible el día a día.

 

1.-Cambia tus hábitos de transporte.

Los vehículos a motor contribuyen fuertemente al cambio climático. Aunque hay una parte inevitable, como su uso para el transporte por carretera, hay opciones que pueden servir para ahorrar, como el coche compartido o los autobuses y trenes. Para ámbitos urbanos, las bicicletas son una forma de hacer más sostenible el día a día.

2.-Come menos carne.

La industria cárnica es, tras el consumo de energía en edificios y el transporte, la tercera causa en importancia del cambio climático. El motivo en parte son sus flatulencias, un gas inoloro pero con un potencial contaminante cinco veces superior al del CO2. Una vaca expulsa de media entre 90 y 100 kilos de gases al año, que más o menos contamina lo mismo que un coche que circula 1.000 kilómetros. Comer menos carne, además de ser más saludable, es una forma de reducir este impacto. La industria, por su parte, quiere cambiar la dieta de las vacas.

3.-Planta un árbol y ten plantas.

Greenpeace estima que el 20% de las emisiones GEI tienen como causa la pérdida de ecosistemas forestales, de los que desaparecen 13 millones de hectáreas al año. Los bosques almacenan unos 300.000 millones de toneladas de bióxido de carbono, que se libera cuando son destruidos. Plantar un árbol tiene un efecto a medio plazo muy beneficioso. Hay una especie que destaca sobre el resto de opciones: el kiri, un espécimen de China que puede llegar hasta los 27 metros de altura y absorbe diez veces más dióxido de carbono que cualquier otro árbol.

plantas

4.-Ahorra agua.

Da igual que no vivas en una zona de sequía. El agua es un bien escaso y ya hay determinados lugares donde ha habido guerras por el acceso a este recurso. Según la OMS, si logras ducharte en cinco minutos, ahorras al mes más de 3.500 litros. Usar el lavaplatos, siempre en carga máxima, también ayuda a no malgastar agua.

5.-Recicla, reutiliza, reduce.

Cada ciudadano genera en promedio 1 kilo de basura al día, lo que da 365 kilos al año. La basura va a vertederos y muchos de esos desperdicios, un 60%, son envases y embalajes. Frente a esto, las tres R de la ecología son la mejor opción. Primero reduce, compra los menos envases posibles, no pidas bolsa en los supermercados… Luego, reutiliza. Trata de usar todo lo que tengas todas las veces posibles, como las dos caras de las hojas de papel o los embalajes. Luego, lo que ya no puedas reutilizar, recíclalo. Lleva las pilas al punto limpio. Clasifica la basura.

dietavegetariana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTE

SUBIR